Detienen a un gato contrabandista que ingresaba celulares a una cárcel

gato

Miembros de la Penitenciaría Federal de la República de Komi Rusia detuvieron a un gato que pretendía ingresar ilegalmente objetos de uso prohibido en uno de los puntos de control de la Colonia Penal Nº1 cerca de Syktyvkar, capital de la región.

Durante una inspección rutinaria, los miembros de seguridad encontraron al gato ‘contrabandista’ cerca de unas rejas del centro penitenciario. El felino tenía atados al cuerpo con cinta adhesiva dos paquetes que contenían dos teléfonos, baterías y sus respectivos cargadores.

Esta no es la primera vez que los responsables de seguridad de este recito penal es sorprendida por el ‘ingenio’ de los delincuentes que intentan ingresar este tipo de aparatos, pero es la primera vez que presenciaron este método.

La última ocasión que fueron testigos de algo original fue en septiembre del año pasado, cuando encontraron un teléfono y una tarjeta de memoria en una representación de la Virgen María, ‘La Virgen de la Señal’.

Y, en el mundo, esa no es la primera vez que se usa un felino para ingresar material a una prisión. En enero, en Brasil, un gato fue ‘detenido’ por los guardias cuando se disponía a entrar en una cárcel portando un paquete de herramientas para fugas y un teléfono móvil pegados a su cuerpo con adhesivo.