Dicen Los investigadores que la Biblia no se opone al matrimonio gay

biblia

La Biblia no se limita a definir el matrimonio como una unión entre un hombre y una mujer. Así lo afirma un trío de eruditos religiosos del estado estadounidense de Iowa en un artículo publicado en un diario local.
Según los investigadores, la definición de matrimonio en la Biblia puede ser confusa y contradictoria puesto que el principal ejemplo de ello —dicen— es la postura de las Sagradas Escrituras en cuanto a la poligamia, una práctica que fue aceptada —testifican— por prominentes figuras bíblicas como Abraham y David.

“El debate sobre la igualdad en el matrimonio se centra a menudo, discretamente, en una apelación a la Biblia. Por desgracia, estas apelaciones suelen reflejar una falta de conocimiento bíblico por parte de los que utilizan ese complejo conjunto de textos como una autoridad para promulgar la política social moderna”, escribieron los autores del artículo, que trabajan de docentes en distintas universidades de Iowa.

Sus palabras hacen referencia al discurso de la congresista republicana estadounidense Michelle Bachmann, que ‘advirtió’ el mes pasado sobre los peligros del matrimonio entre personas del mismo sexo e instó a todos los cristianos a embarcarse en una “guerra espiritual” para luchar contra este fenómeno.

Por otra parte, los autores de la nota declaran que varios pasajes de la Biblia mencionan no solo la monogamia tradicional, sino también la castración autoinducida y el celibato, así como la práctica de casar a las víctimas de violación con sus violadores.

En declaraciones a ‘The Huffington Post’, Robert Cargill, uno de los autores, dijo que el objetivo del artículo se centraba en dar una “respuesta bien fundamentada” a la idea que pregonan sobre que la Biblia define el matrimonio únicamente como la unión entre un hombre y una mujer y eso “no es lo único que dice la Biblia”.

Cargill considera que el supuesto argumento bíblico “en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo es totalmente insostenible” y agregó que muchos investigadores tienen conocimiento de esto, pero que muy pocos se atreven a hablar sobre el tema porque no quieren “cargar con el muerto”.

Por otro lado, el profesor sostiene que muchos políticos han hecho carrera usando la Biblia para justificar la oposición a temas candentes como el matrimonio entre personas del mismo sexo o el aborto y agregó que los académicos que siguen siendo intimidados por una oposición estridente hacen un flaco servicio a sus comunidades.